Inicio/Bodega/Cervezas
  • La unidad sale a 3,10€

    Basqueland Imparable IPA es una cerveza artesanal de tipo India ale Ale, elaborada al estilo de la costa oeste de EEUU, de cuerpo medio, fresca y muy equilibrada, con sabor frutal y un gran protagonismo del lúpulo, tanto en sabor como en aroma. Ha sido galardonada con la medalla de oro en el Campeonato Nacional de Cervezas del 2017. BBP Imparable IPA es el buque insignia de Basqueland Brewing Project, una microcervecería que nació en el País Vasco gracias a tres estadounidenses residentes en San Sebastián, Kevin Patricio, Benjamin Rozzi y Benjamin Matz. La historia de esta cervecería empieza cuando Kevin Patricio llega a San Sebastián y decide abrir un restaurante / coctelería en 2011 llamado La Madame. Al comprobar que la oferta cervecera local ofrece solo las cervezas industriales de siempre decide elaborar su propia cerveza. Para esto llama a su amigo Benjamin Matz, de San Diego, California, un maestro cervecero con más de 16 años de experiencia, que había trabajado en Port Brewing y Stone Brewing. Inicialmente, estos dos socios alquilan unas pequeñas instalaciones en La Rioja, donde elaboran sus primeras cervezas. Al ver que a los pocos días se agota el stock, deciden incluir a un tercer socio, Benjamin Rozzi, que se encarga de la parte comercial de la empresa. De esta forma, abren su propia fábrica en el 2015 en Hernani, con una producción de 160.000 litros en el 2016. El éxito rotundo de su producto hace que numerosos restaurantes de prestigio en Euskadi lo incluyan en su carta. Además sus cervezas se sitúan en países con larga tradición en la elaboración de esta bebida, como son Reino Unido, Francia y Noruega. Color dorado con cuerpo medio. Al olfato desprende aromas a frutas tropicales, como guayaba, papaya y piña, además de toques resinosos a pino. Es una cerveza muy equilibrada con un gran sabor a lúpulo. Graduación: 6,8% alcohol.  
  • Es una rubia fresca, refrescante, ligera y con toques ligeramente ácidos y terrosos. Inspirada en el sake, se aprecian en ella sus matices, sin utilizar ningún ingrediente del mismo. Perfecta para el momento del aperitivo.
  • Es compleja, sofisticada y arriesgada. Redonda en boca con sabores muy interesantes: notas ahumadas, regaliz y jengibre. Tiene diferenciaciones gustativas que armonizan muy bien con la mayoría de las comidas. Por su estructura, soporta bien la intensidad gustativa de los platos, acompañando los sabores.
  • La unidad sale a 2,65€

    Esta cerveza, también llamada Keizer Karel Goud Blond, está elaborada por la cervecería Haatch tomando como nombre el del emperador ese tan cervecero, que compartíamos (en nuestro caso como Carlos I) con Alemania y el resto del Sacro Imperio Romano Germánico. Nacido en Gante y por lo tanto, gran bebedor de cerveza. De las cervezas que hace Haatch bajo esta denominación, hoy vamos a comentar la Blonde Dorée. Y claro, es rubia, como se podía esperar. Es más, es rubia dorada. ¿A que no te lo esperabas? La Espuma es blanca, compacta, pero no muy abundante. El aroma es leve, frutal y especiado, con muchas notas de levadura belga. Y en boca es dulce, con sabores ricos a maltas, galletas y especias. El final es más seco, con ligeras notas amargas. Vamos, que esta cerveza rubia de 8,5% ABV (ojo que no es moco de pavo) se puede beber bien en cáliz, y acompañar de pescados o tempuras vegetales, así como de quesos. Y come bien, que si no te emborracharás.
  • La unidad sale a 2,42€

    Ante todo, se distingue por su carácter de cerveza fuerte. El aroma de levadura fresca asociado a un ligero tono floral rosáceo es particularmente agradable. Su sabor relativamente seco deja una agradable nota, que la hace especialmente refrescante cuando se consume fresca (10 a 12 ºC). A temperatura ambiente, libera toda su fuerza y resulta buena para el cuerpo y el espíritu.

    Chimay Azul es una auténtica cerveza trapense. Esto significa que se elaboran entre las paredes de un monasterio trapense, bajo el control y la responsabilidad de la comunidad monástica, que está implicada en el proceso íntegro de explotación de la cerveza. El grueso de los ingresos generados por esta actividad se destina a cubrir las necesidades de la comunidad y a la obra social.

  • La unidad sale a 2,70€

    Cerveza auténtica de abadía trapense, que se caracteriza por su equilibrio entre dulzor y amargor. De color dorado intenso, de fina espuma blanca. De segunda fermentación en botella, lo que deja residuos de levadura que deberás servir al apurar la botella para obtener todo su gusto. Aromas que combinan el amargor del lúpulo y el dulzor de los cereales y la levadura. Se nota al gusto que se ha elaborado añadiendo importantes cantidades de lúpulo, en relación a lo que es habitual a este tipo de cerveza de origen belga. Maridaje: para acompañar carnes blancas, salchichas, pastas y pescados al horno.
  • La unidad sale a 3,37€

    Cerveza considerada en ocasiones como de estilo PORTER más fina del mundo. De color marrón oscuro que contrasta de forma llamativa con su blanca espuma. Con aroma a malta tostada, y ligeramente a chocolate y caramelo. De sabor complejo y profundo, con notas de café y chocolate.

    Maridaje: carnes asadas, y puedes también optar por tomarla a los postres, especialmente elaborados dando protagonismo al chocolate. Curiosidad: los orígenes de la cerveza PORTER nos llevan al siglo XVIII, y nacida en Inglaterra, se ha extendido a todo el mundo, especialmente a EE.UU. y Australia. Estilo que se desarrolla durante la revolución industrial en Gran Bretaña, para facilitar a los trabajadores una bebida nutritiva y consistente. Elaborada por primera vez en Londres aproximadamente en 1.720. El nombre, según unas fuentes, tiene su origen en los mozos de estaciones de tren que repartían cerveza (“porter” en inglés significa “maletero o mozo de maletas”); y según otras fuentes en los porteadores que trabajaban en los mercados de abastecimiento de Londres.

  • La unidad sale a 2,50€

    La cerveza Gordon Finest Gold es una rubia fuerte, de tipo strong ale, elaborada en Bélgica pero de carácter escocés y baja fermentación. Tiene un sabor explosivo y suave a la vez, destacando su fragancia. Su color ámbar oscuro casi rojizo, va de la mano con su temperamento. Esta cerveza dorada, presentada en una botella verde bastante transparente, serigrafiada con patrones escoceses, resulta impactante al olfato: alcohólica, amarga y con toques herbáceos. En el paladar es mas suave con un toque tostado y con la presencia de frutas en el trago se reduce la carga alcohólica. Está elaborada por la cervecera Timmermans de John Martin. Su historia se remonta a 1909 cuando John Martin, maestro cervecero se estableció en Bélgica fundando la compañía. El nombre de la cerveza hace referencia a un clan escocés destacando su fuerza y graduación alcohólica.
  • La unidad sale a 2,70€

    La Gulden Draak, inigualable como triple oscura de 10,5% de alcohol, tiene ahora, después de 25 años de creciente éxito, un notable complemento: la Gulden Draak 9000 Quadruple.

    Su paleta de sabores, particularmente y compleja, y la densa corona de espuma, están también presentes en esta Gulden Draak 9000 Quadruple. Sin embargo, las dulces notas acarameladas quedan reservadas a la Gulden Draak.

    La nueva receta, a base de tres tipos diferentes de malta añadidos en una cantidad cuatro veces superior a los niveles de la cerveza pilsner, proporciona a la Gulden Draak 9000 Quadruple un profundo color ambarino dorado y un ligero aroma afrutado, y junto con su sabor suave y ligeramente dulce la dotan de un bouquet maravillosamente logrado.

    Como las demás cervezas especiales de Brouwerij Van Steenberge, la Gulden Draak 9000 Quadruple es una cerveza de fermentación alta y refermentación. Para la fermentación secundaria se utiliza una levadura de vino, que también contribuye a su gusto incomparable.

    ¡La primera Gulden Draak 9000 Quadruple se sirvió en el campanario de Gante!

    Color ambarino con corona de espuma en tono acaramelado, aroma afrutado con sabor ligeramente dulce

  • La unidad sale a 1,95€

    La historia de la Hoegaarden más bien parece un culebrón que la historia de una cervecera. La tradición cervecera de la ciudad se remonta hasta el siglo XIV; siendo una ciudad muy prolífica en ellas hasta que a mediados del siglo XX, entre 1955 y 1957 cerrara la última de ellas, dejando al mundo huérfano de sus deliciosas cervezas.

    Afortunadamente, un lechero de la ciudad, Pierre Celis, decidió recuperar esta tradición en la buhardilla de su granero, y le puso el nombre de Hoegaarden en honor a su ciudad. La cosa iba bien y la empresa creció, pero en 1988 la mala suerte se volvió a cruzar en el camino de esta cerveza cuando un incendio inutilizó la fábrica.

    Es entonces cuando entra en escena Interbrew, la mayor cervecera de Bélgica (luego se convertiría en InBev al fusionarse con Ambev), que se ofreció a ayudar a Celis a reconstruir su cervecería. El problema es que esta dependencia económica vino acompañada de presiones para adaptar la receta tradicional a una más comercial que gustara a un público mayor, por lo que finalmente Celis decidió vender la empresa y abrir una cervecería en Austin, Tejas.

    Así que hoy en día Hoegaarden ha perdido parte de su encanto de Fénix resurgido de sus cenizas debido a que su sabor se ha amanerado un poco, pero aún así sigue siendo una muy buena cerveza

    El aspecto de las witbier es bastante peculiar. Es una cerveza donde predomina el blanco, fruto de su turbieza y también del uso de trigo candeal no malteado, pero eso no evita que tenga un color brillante con muchos reflejos dorados.

  • La unidad sale a 2,65€

    Hoegaarden Fruto Prohibido es una cerveza de trigo, que manifiesta un fuerte contraste entre su aroma fuerte a especias y lo ligero de su cuerpo. Producida por la empresa Hoegaarden en la Brasserie Hoegaarden (anteriormente Brasserie De Kluis), Belgica. Fundada en 1445 y, está actualmente disponible en más de 70 países​ y es una marca de AB InBev, el grupo cervecero más grande del mundo. Tradicionalmente se elabora con una misteriosa mezcla de maltas oscuras y con sabor a especias. Se somete a una segunda fermentación lenta en la botella por lo que madura en una deliciosa cerveza de sabor complejo y un maravilloso equilibrio entre dulce y seco. Boca: sabor dulce con cuerpo. La sensación final es de ardor por el alcohol y de sequedad. Regusto amargo.
  • La unidad sale a 2,75€

    Cerveza Krušovice HellIMPERIAL – es una LAGER que llamará tu atención. De color dorado intenso, transparente, con espuma blanca, densa y persistente. Con aroma a lúpulo, con cuerpo denso – sorprendente para una lager – que se siente hasta el final. Consigue el equilibrio entre las notas intensas de malta y el amargor generalizado del lúpulo. Elaborada con el agua del manantial natural de Køivoklát y lúpulo de la zona de Žatec. Maridaje: aprecia su elegante sabor con carnes ahumadas. Curiosidad: Cerveza elaborada en la región checa de Rakovník , es una de las cervezas checas más apreciadas en su país y menos conocidas fuera del mismo Debe su nombre a la localidad de Krušovice, en las cercanías de Praga. Cerveza con gran historia, cuya elaboración se remonta a 1.517 de la mano de Jiří Birka. La cervecería pasó a manos del Rey Rodolfo II, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Rey de Hungría y Bohemia, y Archiduque de Austria, que incluyó en el logotipo de la marca la corona imperial que aún se conserva.
  • La unidad sale a 2,43€

    Kwak es una Cerveza Ámbar Ale Ámbar Fuerte. Cerveza de alta fermentación. Es el resultado de tres tipos de malta combinado con azúcar y trigo, añadido a tres tipos de lúpulo. Pauwel Kwak, significa la cerveza del cochero. El vaso con su soporte de madera especial de Kwak proporciona un contraste agradable con la cerveza.

    Cerveza ámbar belga fuerte y tradicional, una mezcla perfecta de malta y lúpulo con una gran complejidad de sabor.

    En la época de Napoleón, Pauwel Kwak era cervecero y propietario de la posada 'De Hoorn' en Dendermonde. Las diligencias de correo se detenían allí todos los días. Pero en ese momento no se les permitió a los cocheros dejar su diligencia y sus caballos para calmar su sed junto con sus pasajeros. Como resultado, el posadero inventivo hizo que se soplara un vidro Kwak especial que se podía colgar en el autocar. De esta manera, el cochero tenía su cerveza Kwak a mano. Hoy en día, Kwak es una de las pocas cervezas belgas históricas restantes y todavía se sirve con respeto a la tradición en su vaso original de Kwak. Reconocible, especial e igual de idiosincrásico como el sabor de la cerveza en sí.

    COLOR: Ámbar. Profundo, presenta una densa y cremosa espuma blanca.

    AROMA: Delicadamente afrutado y malteado, ligeramente a cilantro y lúpulo. Aromas sutiles de plátano, con un toque de piña y mango en el fondo.

    SABOR: Suave, afrutado, con reminiscencias de turrón, con carácter y ligeramente picante, con toques de regaliz que evoluciona. Final que recuerda el sabor del plátano caramelizado. La amargura se mantiene en segundo plano, pero agradable al final.

  • La unidad sale a 3,10€

    Cerveza ALE fuerte, cerveza trapense que se caracteriza por ser fuerte y especial. Su carácter especial se debe entre otras razones a la presencia de cilantro. De alta fermentación, no filtrada. Tiene un ligero regusto amargo, afrutado y agridulce. Podríamos concluir que primero se nota considerablemente su dulzor, que se va transformando en amargor por el lúpulo. Maridaje: carnes rojas y caza, pescados a la brasa y guisos y estofados. Curiosidad: La Trappe es una de las marcas de cerveza más antiguas de Holanda y en la actualidad la única auténtica trapense del país, elaborada en la Abadía de Koningshoeven, en el pueblo de Berkel-Enschot, en la región de Tilburg, Holanda. En el proceso de elaboración son utilizados exclusivamente ingredientes naturales: lúpulo, cebada, levadura y agua de las propias fuentes de la abadía. La fermentación tiene lugar con un tipo de levadura que alcanza su máximo nivel de actividad entre 18 y 20 °C. En las botellas se añaden a la cerveza levadura y azúcar. Por ello, las cervezas de La Trappe fermentan por segunda vez en la botella, desarrollando un aroma único. Así, tanto el sabor como el olor disponen de las condiciones necesarias para madurar.
  • OLIBA GREEN BEER es fresca, suave, compleja, bien redondeada y refrescante; con una gasificación media, es una bebida única por la sensación en boca y su agradable untuosidad, conseguida gracias a la oliva. Además es una cerveza sin gluten* apta para celíacos.

    Lo primero que nos sorprende es el color verde, el cual nos puede recordar a un AOVE recién prensado y extraído en frio. En su conjunto es un color claro obtenido por decantación en frío durante 2 meses a 0 grados centígrados. En cuanto a la espuma es blanca y cremosa.  En boca se confirma lo que prometía en aroma. Una cerveza muy fresca con suaves notas a migas de pan y trazas de miel proveniente de la malta Pils. En retrogusto se percibe sabor a oliva Empeltre, sobre todo cuando coge temperatura, dejando una untuosidad en boca que recuerda al aceite de oliva virgen extra, de manera muy sutil y elegante.

Ir a Arriba