• Los fideos de arroz waiwai, también conocidos como “sen mee” en tailandés, son deliciosos y fáciles de preparar, producidos por la marca lider tailandesa Wai Wai.

    Los waiwai noodles son los fideos ideales para hacer la receta Mee Krob, un plato originario de Tailandia, el nombre significa literalmente “fideos crujientes”. Se hace con fideos de arroz y una salsa que es predominantemente dulce, pero puede ser equilibrado con un sabor ácido, generalmente de limón o lima. Para hacer mee krob, pon estos fideos de arroz en aceite caliente e instantáneamente cuadruplican en tamaño como si fuesen palomitas de maíz.

    Para cualquier otra receta de noodles, simplemente pon a remojo, en agua tibia durante solo dos minutos, y obtendrás una comida realmente saludable y abundante salteada o en sopa. Añade carne y verduras en rodajas si lo prefiere. Los fideos son muy finos, muy parecida a la pasta de cabello de ángel, por lo que es bastante diferente a los fideos de palo de arroz chantaboon, que son más anchos y gruesos.

  • Fideos elaborados con almidón de soja verde, una legumbre también conocida como judía mungovigna radiata. Los fideos de soja son filamentos de color blanco translúcido, muy largos y finos, presentados generalmente en forma de madeja. A pesar de su nombre, estos fideos no están elaborados con soja. Existen variedades hechas de almidón de maíz, boniato, guisantes, patata y otros.

    Su textura ligera, elástica y resbaladiza se complementa muy bien con sopas, salteados y guisos de salsas espesas. También se fríen, formando un nido crujiente que se coloca sobre sopas y ensaladas. Los fideos de soja necesitan unos tiempos de cocción muy breves. Bastará con dejarlos a remojo de 2 a 5 minutos en un bol con agua hirviendo, escurrir e incorporar a una sopa o salteado durante otros 2 minutos. Para freírlos, pondremos en una sartén abundante aceite a fuego fuerte. Cuando esté muy caliente, sumergiremos las madejas secas. En tan solo unos instantes estarán listas. Retiramos, ya fritas y crujientes.

  • Los fideos de arroz son elaborados con pasta de arroz. Los principales ingredientes son harina de arroz y agua. Algunas veces se añade algún otro ingrediente como tapioca o almidón de maíz con el objetivo de mejorar la transparencia o incrementar la textura gelatinosa de los fideos.

    los fideos de arroz son típicos de la gastronomía del este, sur y sureste asiático donde usualmente se preparan en sopas o ensaladas. Su elasticidad se aprovecha en sopas, guisos y salteados, ya que absorben muy bien los líquidos y adquieren una textura tierna y resbaladiza. También se pueden freír en un wok o sartén profunda, de forma se vuelven opacos y muy crujientes.

  • Los noodles son los típicos fideos orientales, de los que podemos encontrar una verdadera miríada de tipos, tanto por su harina como por su forma. Lo cierto es que podemos remontarnos hasta hace casi cuatro mil años para encontrar los primeros restos de noodles en China, siendo, posiblemente, el lugar donde aparecieron en primer lugar de todo el mundo.

    El ramen es una forma de comer fideos en sopa (aunque también hay versiones en seco) que es tremendamente popular en Japón. Emparentados con el lamian chino, hay una gran cantidad de tipos de ramen. Se puede hacer de carnes, vegetales, pescados… y acompañarlo de toda clase de guarniciones. Su consumo comenzó a finales del siglo pasado en el país del Sol Naciente, y hoy en día es todo un boom mundial.

  • La comida vietnamita sorprende por su frescura y su versatilidad. En muchos casos se presenta un elemento principal que podría ser carne marinada y cocinada a la parrilla y se acompaña de hierbas aromáticas frescas, fideos de arroz. Pero para hacerlo aún más interesante muchas veces se ofrecen también papeles de arroz para que te hagas tus propios rollos.

    La masa se crea con harina de arroz y harina de tapioca, que al humedecerse crea una textura mucho más pegajosa evitando que el papel se rompa una vez seco. Cuando se tiene la masa lista se vierte sobre unas planchas de bambú que se extienden bajo el sol para que la masa se seque. De estas planchas cogen la textura. Una vez secas se cortan en redondas que serán los papeles de arroz y se empaquetan. El papel de arroz o banh trang son unas obleas finas y translúcidas que se utilizan sobre todo en el sudeste asiático para hacer rollitos de primavera o u otro tipo de rollitos o paquetitos que pueden contener diversos alimentos.

     
  • La salsa Satay también conocida como salsa de cacahuetes, es el acompañamiento imprescindible del Pollo Satay, uno de los aperitivos más famosos de la comida callejera tailandesa. Se elabora principalmente a base de pasta de curry, leche de coco, cacahuetes tostados, pasta de tamarindo y azúcar de palma.

    La buena salsa Satay tiene que tener un sabor completo, en un primer momento dulce, seguido de salado y con un toque ácido y picante.

    Salsa típica de la cocina asiática, entre sus ingredientes destacan los cacahuetes... Ideal para pinchos de pollo u otro tipos de carnes. El sabor de la salsa satay es cremoso y de nuez. A pesar del fuerte nombre similar, esta salsa no tiene nada que ver con la salsa satay china o la salsa barbacoa.

  • La salsa Hoisin es una salsa tradicional china con sabor dulce y salado. Esta salsa se utiliza en la cocina oriental como marinaje, como ingrediente de platos o como una salsa separada. Es uno de los ingredientes básicos del "pato de Pekín".Salsa concentrada, cunde mucho más!

    Con una historia de 125 años, la emblemática empresa Lee Kum Kee (LKK) se ha convertido en un todo un referente internacional. Un marinado excelente para barbacoas y perfecto para añadir un punto dulce a los salteados. También se utiliza como aderezo para las aromáticas y crujientes tortas de pato, un marinado para costillas esternales, que además se puede combinar con salsa de ajo y chile para cocinar el pollo dulce-picante «Kung Pao».

  • Salsa de judías de soja dulce para preparar pato laqueado a la pekinesa servido con obleas o rollitos, una receta originaria de la capital de China, Pekín. Esta salsa se utiliza en la cocina oriental como marinaje, como ingrediente de platos o como una salsa separada. Es uno de los ingredientes básicos del "pato de Pekín".

  • Una mayonesa diferente y deliciosa y muy muy típica en Japón. Se usa esta mayonesa japonesa, también conocida como Kewpie Mayo como salsa para dippear, como topping, aliños, acompañamientos…

    Su sabor es delicioso y bastante diferente a la mayonesa “occidental” o mediterránea a la que estamos acostumbrados. La mayonesa japonesa es más dulce y su textura es un poco más cremosa y su toque japonés con el vinagre de arroz es delicioso, realmente marca una diferencia. Además, es muy sabrosa porque al utilizar salsa de soja y mostaza tiene mucho umami.

  • Se trata de una salsa muy común en la gastronomía vietnamita y tailandesa. El sabor es muy peculiar, intenso. Pero a pesar de todo esto es un ingrediente increíblemente delicioso; debido a su alta cantidad de umami, realza el sabor del resto de cada uno de los ingredientes que toca y su aroma queda siempre en un discreto segundo lugar

  • El wasabi se conoce como rábano picante japonés, la raíz nudosa verde de la planta de wasabi. El Wasabi Powder se puede utilizar junto con la salsa de soja como salsa para mojar sushi y sashimi, pero también para condimentar sus fideos soba. Sirva el Wasabi en polvo en un tazón para condimentar platos japoneses como tonkatsu o camarones.

    El wasabi es bien conocido en todo el mundo por el intenso calor que proporciona comer solo un pequeño bocado. A diferencia del chile (donde el calor se siente principalmente en la lengua), el calor del wasabi se siente principalmente en los senos nasales, creando el doble efecto de limpiar el paladar y resaltar los sabores de otros alimentos.

  • Excelente vinagreta para ensalada cuyo componente más novedoso es la menta asiática. Dará una nota de frescura en sus ensaladas. También sirve para marinar pescados junto con salsa de soja y limón.

  • Sriraja Panich- según su pronunciación original- todavía se hace con ingredientes naturales, envejeciéndolos  durante al menos tres meses para conseguir el sabor natural del Chile. El vinagre se añade lentamente una vez por semana para fusionar gradualmente los sabores de los ingredientes. Todo esto se hace de manera natural, sin el uso de productos químicos ni conservantes artificiales.

    Añade un sabor picante a tu cocina exótica. Perfecta también para sopas, sobre todo si te gusta el picante. Contiene chile maduro y se ha popularizado tanto que es fácil encontrarla en puestos de comida callejera alrededor del mundo. Se utiliza también para condimentar sandwiches, hamburguesas o alitas del pollo. El origen de la salsa Sriracha es la ciudad portuaria tailandesa con el mismo nombre, por lo que es normal que esta salsa naciera como un acompañamiento de pescados y mariscos.

  • Salsa a base de alubias fermentadas y chiles. Llamada Doubanjiang o Toban Djan en China, esta pasta suele usarse como base en muchos salteados y guisos asiáticos dándole un sabor al plato muy característico. Se suele añadir al principio del salteado, en un wok muy caliente con un poco de aceite. En apenas unos segundos se pueden añadir los demás ingredientes, que se impregnarán de su delicioso aroma.

    Es bastante picante pero muy sabrosa por lo que una pequeña cantidad suele ser suficiente.

  • Salsa hecha con extracto de ostras para resaltar el sabor de las comidas, ideal para salteados o darle sabor a la carne y los vegetales. Es la elección de los mejores chefs y el secreto detrás de la comida china.

    La utilizan como una salsa de condimento de uso múltiple para elevar el sabor umami de carne y verduras. Tradicionalmente utilizada como un adobo, es un condimento para frituras, carne brócoli, champiñones, pasta, y muchos suntuosos platillos de los restaurantes chinos.

Ir a Arriba