Es una rubia fresca, refrescante, ligera y con toques ligeramente ácidos y terrosos.

Inspirada en el sake, se aprecian en ella sus matices, sin utilizar ningún ingrediente del mismo.

Perfecta para el momento del aperitivo.