La unidad sale a 2,70€

Cerveza auténtica de abadía trapense, que se caracteriza por su equilibrio entre dulzor y amargor. De color dorado intenso, de fina espuma blanca. De segunda fermentación en botella, lo que deja residuos de levadura que deberás servir al apurar la botella para obtener todo su gusto. Aromas que combinan el amargor del lúpulo y el dulzor de los cereales y la levadura. Se nota al gusto que se ha elaborado añadiendo importantes cantidades de lúpulo, en relación a lo que es habitual a este tipo de cerveza de origen belga.

Maridaje: para acompañar carnes blancas, salchichas, pastas y pescados al horno.