El éxito de las cremas o reducciones de Módena en el mercado ha llevado a elaborar diferentes versiones de éstas, siguiendo la vieja tradición de aromatizar los propios vinagres. Esta crema con vinagre balsámico de Modena con sabor a trufa rinde homenaje a esta joya de la gastronomía.