Fideos elaborados con almidón de soja verde, una legumbre también conocida como judía mungovigna radiata. Los fideos de soja son filamentos de color blanco translúcido, muy largos y finos, presentados generalmente en forma de madeja. A pesar de su nombre, estos fideos no están elaborados con soja. Existen variedades hechas de almidón de maíz, boniato, guisantes, patata y otros.

Su textura ligera, elástica y resbaladiza se complementa muy bien con sopas, salteados y guisos de salsas espesas. También se fríen, formando un nido crujiente que se coloca sobre sopas y ensaladas. Los fideos de soja necesitan unos tiempos de cocción muy breves. Bastará con dejarlos a remojo de 2 a 5 minutos en un bol con agua hirviendo, escurrir e incorporar a una sopa o salteado durante otros 2 minutos. Para freírlos, pondremos en una sartén abundante aceite a fuego fuerte. Cuando esté muy caliente, sumergiremos las madejas secas. En tan solo unos instantes estarán listas. Retiramos, ya fritas y crujientes.