Se trata de una salsa muy común en la gastronomía vietnamita y tailandesa. El sabor es muy peculiar, intenso. Pero a pesar de todo esto es un ingrediente increíblemente delicioso; debido a su alta cantidad de umami, realza el sabor del resto de cada uno de los ingredientes que toca y su aroma queda siempre en un discreto segundo lugar