La salsa Satay también conocida como salsa de cacahuetes, es el acompañamiento imprescindible del Pollo Satay, uno de los aperitivos más famosos de la comida callejera tailandesa. Se elabora principalmente a base de pasta de curry, leche de coco, cacahuetes tostados, pasta de tamarindo y azúcar de palma.

La buena salsa Satay tiene que tener un sabor completo, en un primer momento dulce, seguido de salado y con un toque ácido y picante.

Salsa típica de la cocina asiática, entre sus ingredientes destacan los cacahuetes… Ideal para pinchos de pollo u otro tipos de carnes. El sabor de la salsa satay es cremoso y de nuez. A pesar del fuerte nombre similar, esta salsa no tiene nada que ver con la salsa satay china o la salsa barbacoa.